lunes, 27 de junio de 2016

¿Y ahora qué?

Como es habitual, pasadas las elecciones han ganado todos menos la sociedad. Vamos a ver.
Por un lado, Rajoy puede darse por satisfecho. Ha recuperado unos cuantos escaños -y con ellos su posición en el partido-, ha desgastado a varios de sus rivales y prepara una nueva legislatura. Pero, ay, no tiene mayoría absoluta y de un modo u otro tendrá que pactar. Y una vez más, se demuestra la relación directa entre abstención y ascenso del PP.
 Por otro lado Iglesias ha recibido una cura de humildad. Seguro que ya no vuelve a las actitudes prepotentes de estos últimos meses.
 Sánchez no sabemos qué hará y Rivera seguramente permanecerá tranquilo, a la espera de que se necesite su apoyo

 En cualquier caso, el bipartidismo, aunque bastante tocado, sigue siendo un hueso duro de roer. Otro día hablaremos de la necesidad de un sistema electoral realmente democrático.

No hay comentarios:

Publicar un comentario