martes, 8 de marzo de 2016

Más de la enseñanza

   Leyendo en vísperas de las pasadas elecciones el programa de IU vi que este partido defiende una apuesta decidida por la enseñanza pública, lo que desde luego es muy necesario, pero algunas de las medidas que propone no sé hasta qué punto son viables ni convenientes. Me refiero a la implantación del cuerpo único y a la progresiva desaparición de la enseñanza privada por absorción de sus centros.
  Lo primero, cada etapa de la enseñanza requiere una preparación distinta, por tanto lo que hace falta es una correspondencia lo más exacta posible entre cuerpos y ciclos. Tampoco hay que olvidar que en su momento a los maestros se les regaló -o casi- la posibilidad de dar clase en el 2º ciclo de la ESO mientras que para que los licenciados pudieran darla en el 1º hizo falta bastante movilización. (Quizás el 1º ciclo no tenía que haber salido de las escuelas.)
 Lo segundo, ¿cómo se asimila al personal de la enseñanza privada con el de la pública?  Seguramente a los mayores de sesenta años se les ofrecerá una prejubilación ventajosa y a los más jóvenes se les pasará a las listas de interinos pero, ¿qué se hará con los intermedios? ¿Se les funcionarizará automáticamente? ¿No va a ser un agravio comparativo? No han tenido que presentarse a oposiciones, no han pasado años de interinidad, no han tenido que recorrer la región de punta a punta... El problema no es la existencia de la enseñanza privada sino el trato de favor que le dan los gobiernos, y en esto no hay grandes diferencias entre PP y PSOE.

2 comentarios:

  1. Esta chapuza tras chapuza con que los diferentes partidos políticos han intentado reformar el sistema educativo es la demostración más evidente de inepcia política y estupidez. Se diría que no es que no saben qué hacer con la educación, sino que tienen miedo de que se eduque a los niños y a los jóvenes de un modo sensato.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches, Ricardo, bienvenido al blog y gracias por comentar. Sí, es algo que lo pensamos muchos, y lo peor es que la irrupción de nuevos partidos no parece que vaya a traer mejoras.

      Eliminar