martes, 9 de junio de 2015

No hay que preocuparse por cuidar la naturaleza, total los dinosaurios se extinguieron

   El autor de esta frase no ha debido caer en la cuenta de que los dinosaurios dominaron la Tierra durante unos 180 millones de años -millón más o menos- mientras que nuestra especie apenas lleva sobre el planeta la milésima parte de esa cantidad y no sabemos cuánto alcanzará a durar. No debería hablar tan a la ligera.
  Además, los dinosaurios desaparecieron por no poder adaptarse a una serie de circunstancias adversas, mientras que hoy muchas especies están desapareciendo por la presión humana. No hay que fiarse de quien niegue que somos sujetos.
   Tampoco ha tenido en cuenta que las catástrofes alcanzan siempre a las especies dominantes, que al fin y al cabo son las más vulnerables; nosotros somos el equivalente actual de los dinosaurios.
   No hay que juzgar a las palabras por quienes las dicen, pero no deja de ser curioso que esta frase se la oí primero a un cura del Opus Dei y luego a Fernando Savater. Los extremos, como suele suceder, se tocan.

lunes, 8 de junio de 2015

ETA ya no mata porque no lo necesita

 Esta malhadada frase resurge periódicamente en la política nacional en general y en la vasca y navarra en particular. Lo menos que se puede decir de ella es que supone un desprecio total a quienes se han dejado la piel en años y años de lucha antiterrorista por un lado y a la sociedad por otro. En fin.

 P.D.: quienes repiten esta frase también parecen ignorar que un estado vasco independiente que incluya
          Navarra y las provincias vascofrancesas es hoy tan utópico como hace cuarenta años. 

domingo, 7 de junio de 2015

Dónde iremos a parar

    El País recoge, con fecha 4-VI-2015, que Ada Colau se niega a participar en el proyecto independentista de CiU y ERC, dos días después de que, en el mismo periódico, Félix de Azúa dijera que el partido al que ella pertenece ya es independentista.
    Hay que ver, una política que no se entera de que está equivocada, de que alguien que sabe más que ella ya ha dicho lo que ella tiene que pensar, y punto. Qué va a pasar si todos los políticos empiezan a contradecir lo que columnistas, tertulianos y demás todólogos les dictan, dónde iremos a parar.