sábado, 28 de marzo de 2015

Un ejemplo de caza ecológica

 


Allá por septiembre de 2002, andando por el Cañón del Río Lobos, un pastor me contó lo siguiente: cuando los agricultores echan estiércol al suelo, enseguida éste se llena de lombrices, las cuales, a su vez, atraen a los jabalíes, lo que los lugareños aprovechan para cazarlos.


          Ahora bien, esta caza no produce mucha carne, ya que más de la mitad de los ejemplares cobrados padece triquinosis, así que a los pocos días de echar estiércol al suelo toca echar jabalí a los buitres.
          Pero creo que el título de esta entrada está justificado, porque todos los implicados se benefician: los buitres porque obtienen de repente una buena cantidad de carne, los jabalíes porque su estado general de salud mejora, y los lugareños, porque reducen el número de un gran devorador de cosechas y ganado,  y de paso se comen alguno.
          Y como al fin y al cabo Soria es Celtiberia, me gusta fantasear que a los jabalíes sanos se los comen en festines tipo Astérix.

martes, 24 de marzo de 2015

Sobre las elecciones andaluzas

Con una abstención del 36% el nuevo parlamento andaluz debería tener unos cuarenta escaños vacíos. Con el 35% de los votos el PSOE debería tener veintidós o veintitrés escaños, algo menos de la mitad de los que tiene, mientras que al PP, con un 26%, le corresponderían dieciséis, también la mitad de los recibidos. También a Podemos se le ha adjudicado el doble de lo esperable por su porcentaje de votos.
Seguimos pues con un sistema electoral que de democrático tiene poco.