martes, 11 de noviembre de 2014

La Fiesta del Oso

 Antiguamente hoy era el día en que se celebraba que el oso iniciaba su letargo invernal. Acabada la estación de las cosechas, empezaba el descanso y había que recordar que el invierno no era muerte sino sueño, que el regreso del oso era el regreso de la vida.

 A este lado de los Pirineos el señor de los bosques aún permanecía activo un tiempo más buscando frutos extraviados, algún cadáver... En cualquier caso, tras la retirada de marmotas, lirones, arvícolas y erizos, era un buen símbolo de resistencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario