lunes, 2 de junio de 2014

Sorpresa

   El año pasado se hacía el chiste de que el próximo papa había de ser español, para que no dimitiera, y ahora, tras las elecciones europeas nos encontramos con que dos políticos españoles, ambos del mismo partido, dimiten.
   No habíamos acabado de digerir tal sorpresa, cuando nos llega otra: el rey abdica. ¿Cuál será la próxima? ¿Estamos ante un fin de etapa? ¿Va a ser 2014 un año tan intenso como, por poner un ejemplo, lo fueron 1975 ó 1982? Quién sabe.