jueves, 26 de diciembre de 2013

Los nuevos puritanos

  Tradicionalmente, un rasgo de la mentalidad puritana ha sido creer que las leyes podían hacer que, de la noche a la mañana, el comportamiento de la gente cambiara. Si se legaliza el divorcio va a desaparecer la familia, si se legaliza el aborto va a dejar de nacer gente, si se reconoce el derecho de los homosexuales a casarse y adoptar niños la heterosexualidad va a estar amenazada, etc. No se dan cuenta de que por lo general la sociedad va por delante de las leyes y éstas lo que hacen es recoger demandas sociales.

  Así como los puritanos de derechas la tienen tomada con las leyes, los puritanos de izquierdas atacan el lenguaje. No hay que decir Me apunto a un bombardeo porque es militarista, no hay que decir Te han engañado como a un chino porque es racista, no hay que usar el masculino como género no marcado porque invisibiliza a las mujeres...

 Unos y otros cometen el mismo error: tomar por causa lo que no es sino consecuencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario